Consejos para una buena salud mental

Consejos para una buena salud mental

Elimínalo, no lo sudes. 

Al fin y al cabo, unos pocos minutos que emplees eliminando exceso de grasa o pelando vegetales para tu salud mental constituyen un ahorro de tiempo. "Emplear diez minutos de preparación en la cocina pueden ahorrarte veinte minutos de sudor en un gimnasio", señala Keith Ayoob, director de nutrición del Centro Rose E Kennedy en Nueva York.Hablar de comer bien trae con frecuencia a la mente imágenes de tiendas y restaurantes de alimentos saludables donde el precio está fijado por gramos. "Esos lugares caros pueden hacer pensar que los alimentos nutritivos están fuera del alcance de los presupuestos limitados. Sin embargo, lo que se considera bueno para el organismono tiene que ser malo para el bolsillo", dice Jeff Novick, del Centro de Longevidad & Spa Pritikin, en Florida.

Algo sencillo.
"Apóyate en productos nutritivos como avena, arroz de grano entero, frutas y vegetales. A tu organismo no le importa la elegancia, mientras pueda obtener los nutrientes que necesita", prosigue Novick.

Mira las etiquetas.
"El costo de los alimentos nutritivos suele ser menor que el de las opciones no saludables [procesadas]", manifiesta Majid Ali, entrenador personal y especialista de nutrición en Reseda, California.

Lee siempre entre líneas.
"En los restaurantes, los vegetales cuestan menos que los entrantes de carne. Busca los productos más baratos y es probable que sean los más saludables", dice Ali.Entre la obsesión por los autos y las acciones en la bolsa (más la debilidad por el sexo opuesto) la mayoría de los hombres no saben nada de nutrición.

Mitad y mitad.
La mitad de la batalla del buen comer para una buena salud mental consiste tener los alimentos saludables al alcance de la boca. "Los hombres son propensos a vaciar el refrigerador antes de ir al mercado para reaprovisionarse",dice Pascal. Usa esta fórmula: por cada alimento inútil que adquieras, compra uno nutritivo.

Piensa como un cavernícola.
Intenta comer como tus ancestros. Mientras más natural es el alimento, más saludable es. Mientras más primitiva y cercana al origen es la forma en que se presenta el alimento, mayores son las posibilidades de que sea bueno".

Fíjate en las mujeres.
No, es por otra cosa. Las mujeres son más versadas en nutrición y toman mejores decisiones a la hora de comer" dice Ali. Mira cómo comen ellas y sigúelas al pie de la letra.